Search

martes, 21 de enero de 2014

Choferes dicen que irán a la huelga indefinida contra los PumaKatari, pese al débil paro


La Paz, 20 de enero (Oxígeno).- A pesar de que el paro de transporte en la ciudad de La Paz fue parcial y pese a la movilización de la Policía Boliviana, como no había ocurrido en las dos anteriores acciones de protestas, la Federación de Choferes de La Paz advirtió con un paro indefinido para evitar la implementación del servicio de los Pumakatari.

En una concentración en la plaza Mayor de San Francisco, los choferes dieron a conocer su descontento con la iniciativa de implementar los buses PumaKatari porque consideran que el nuevo servicio provocaría su relocalización. Indicaron que no rechazan la modernización del parque automotor, pero que lo harán con  sus propios recursos.

“Vamos a hacer el paro indefinido hasta tumbar al Alcalde  porque no vamos a permitir que se relocalice a los choferes”, amenazó Ismael Fernández, secretario ejecutivo de la Federación de Choferes 1 de Mayo de La Paz, en un discurso encendido.

El dirigente de los transportistas del sector público advirtió que los choferes que acordaron una reunión para este martes con el alcalde Luis Revilla serán desconocidos y sancionados por el gremio.
“Si no nos hacemos respetar de a buenas el transporte  se hará respetar por las malas”, sentenció  Fernández.

La dirigencia anunció que se convocará a un ampliado de todos sus miembros con el fin de determinar las acciones a seguir y el día en el que se activará el paro indefinido. “Si vamos a entrar en el paro indefinido ya no será por los PumaKatari, sino para tumbar a este Alcalde”, dijo.

Este lunes por la mañana, los choferes sindicalizados protagonizaron marchas de protesta contra los buses PumaKatari , agredieron a vecinos como también causaron daños en el ornato público. El paro de los choferes fue parcial. Fue contundente en algunas de las laderas de la ciudad, pero hubo normalidad en el tráfico en el centro de la ciudad y en las rutas al sur de la sede de gobierno.

La reacción de la Alcaldía
El Gobierno Municipal de La Paz lamentó este lunes la actitud violenta de los choferes de la Federación Departamental 1ro de Mayo, que rompieron vidrios, quemaron materiales impresos y agredieron a transeúntes durante las marchas y bloqueos que realizaron en diferentes zonas de La Paz.

“Destrozaron las puertas de la Guardia Municipal en el Mercado Camacho, ha habido agresiones a vehículos particulares, ha habido agresiones a comerciantes en la avenida Buenos Aires, se quedó material promocional del PumaKatari en Villa San Antonio y en general protagonizaron una marcha muy ruidosa”, dijo el director de Gobernabilidad, Pedro Susz.

De todas maneras, Susz advirtió que la protesta de los choferes no va a frenar la implementación del moderno servicio de los buses Pumakatari, que cuenta con el respaldo de organizaciones vecinales. “Esta es una clarísima señal de la población para hacerles saber, a esta Federación, que no va haber marcha y no va haber bloqueo que impida que se ponga en funcionamiento, el servicio de los 61 buses PumaKatarique se encuentran en nuestra ciudad”, recalcó.

El funcionario municipal destacó también el desplazamiento de la Policía Boliviana, que salió a diversos puntos con el fin de evitar acciones violentas como solía incurrir los choferes que protestaban en anteriores versiones.


///


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada